Buscar
  • GADPEO

Prefectura remedia daños en zona afectada de La Iberia


El desgaste y socavamiento de la margen derecha del río Jubones, aguas abajo del puente de la

parroquia La Iberia, pone en riesgo a una decena de familias del barrio 12 de Octubre, ubicado

a un costado del afluente.


Las fuertes precipitaciones registradas en la cuenca alta y media del río, han provocado un

incremento considerable del caudal, que además de afectar las bases del puente y provocar su

hundimiento, han generado daños en las orillas del río.


Las familias del poblado ribereño temen perder sus viviendas. Algunas fueron evacuadas por el

inminente peligro que suponen los embates de la naturaleza.


La Prefectura de El Oro en coordinación con el municipio de El Guabo trabajan en la colocación

de escollera para reforzar los muros e impedir que la fuerza del agua siga destruyendo la

margen del río, amenazando la seguridad de los habitantes de la zona.


Karina Torres, prefecta encargada, explicó que maquinaria de la institución explota el material

pétreo y lo traslada hasta la zona de la emergencia para colocarlo y remediar así los daños.

“Queremos que sepan los habitantes de La Iberia que no están solos. El Gobierno Provincial ha

venido trabajando desde el primer día que se registró la emergencia y la maquinaria

permanecerá en el lugar los días que sean necesarios”, dijo la funcionaria.


Jairo Vásquez, director de Obras Públicas de la Prefectura, dijo que también se está

coordinando con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas trabajos de remediación y

mitigación en los alrededores del puente, para prevenir mayores daños en este viaducto que

conecta a la capital orense con la provincia del Guayas.


“La población debe estar tranquila pues sus autoridades están trabajando. Transportaremos

entre 30 y 40 volquetadas de escollera el día de hoy (martes 16) y trabajaremos hasta que la

población se sienta resguardada”, expresó Vásquez.


Nelly Escalante, habitante del sector 12 de Octubre, asegura que la presencia de la maquinaria

brinda un alivio a los moradores, pues las arremetidas de la naturaleza han causado zozobra.

Como ella, decenas de lugareños ven cómo avanzan trabajos, con la esperanza de ver

solucionados estos problemas causados por el invierno. “No se puede dormir traquilo”, dijo

Faustino Díaz, habitante del sector ribereño.

105 vistas0 comentarios