top of page
Buscar
  • Foto del escritorGADPEO

Prefectura atiende emergencia invernal en el cantón Portovelo


Viviendas anegadas, infraestructura turística afectada, extensas áreas de producción agrícola echadas a perder y familias en albergues provisionales, son algunos de los devastadores resultados que dejó la emergencia invernal en el cantón Portovelo tras el desbordamiento de sus afluentes la noche del pasado sábado.


La creciente de los ríos Ambocas, Granadillos y Pindo destruyó puentes, arrasó sembríos, socavó carreteras e inundó viviendas y centros turísticos. Además, el aluvión dejó sin servicio de agua potable a gran parte de la ciudad y dejó incomunicado al sitio El Chunchi, de la parroquia Salatí.


Para atender la emergencia, la Prefectura de El Oro movilizó desde el pasado domingo maquinaria para desalojar el lodo, la palizada y las piedras de la infraestructura vial afectada. Se realiza la reposición de escolleras en los estribos de los puentes deteriorados para evitar que una nueva acrecentada pueda generar más daños.


Se efectúa la limpieza de derrumbes a lo largo de eje vial Portovelo-Salatí-Puente Ambocas, para mejorar la movilidad. A través de tanqueros, la institución entrega agua potable a las familias que se quejaron sin el servicio.



El prefecto Clemente Bravo dispuso que personal técnico evalúe los daños y empiece de manera inmediata las labores de remediación. En las vías y puentes afectados, maquinaria coloca material para reforzar los muros y la estructura debilitada.


La autoridad provincial dispuso que se elaboren los estudios para colocar un nuevo puente en sobre el río Granadillos, en Salatí, para devolver la conectividad a la población de Chunchi, que quedó aislada del resto del cantón.


El dirigente de esa localidad, Franco Macas, asegura que son al menos 40 familias que quedaron incomunicadas por la destrucción del puente.


A ese sitio y otros más del cantón Portovelo llegó el 23 de febrero la viceprefecta de El Oro, Karina Torres, para realizar la entrega de raciones alimenticias. El objetivo, según la segunda autoridad provincial, es que los damnificados puedan tener un sustento mientras superan la emergencia.


Jairo Vásquez, responsable del área vial de la Prefectura, dijo que la prioridad es atender la emergencia en Portovelo y todos los cantones donde el invierno deje estragos, sin descuidar los trabajos que regularmente realiza la institución.

10 visualizaciones0 comentarios
bottom of page